SUPERÁVIT DE AYUNTAMIENTOS. ¿USO O NO?

España afronta ahora un período inestable debido a la crisis de la COVID. La realidad de que los presupuestos generales cuadren con los fondos europeos ha obligado al Gobierno a tomar medidas al respecto. Y una de las más polémicas, la cuestión del superávit de los ayuntamientos. Es evidente que cualquier atisbo de esperanza que se pueda producir dentro de las cuentas públicas ayuda a confiar en el futuro. Pero, en éste caso, no parece tan fácil.

A los ayuntamientos no les convence la idea de ceder su remanente para uso del Gobierno. Además, la Ley de Estabilidad Presupuestaria no permite generar déficit, lo cual dificulta (sin pasar por los cambios legislativos oportunos) la acción ejecutiva para uso de dichos fondos en caso de necesidad. Queda una última solución, que pasaría porque los ayuntamientos prestaran al Gobierno ciertas cantidades a condición de devolverlo en un plazo más o menos pactado.

Se habla de suspender la regla de gasto en éste mismo año, pero la cuestión sigue ahí. ¿Deben los ayuntamientos invertir aunque incurran en pérdidas para frenar la presente crisis?

Cuando un país se encuentra al borde del precipicio (caída profunda del PIB), lo regional pasa a un segundo plano. Pese a los inconvenientes legales, sí hubiera procedido que el Gobierno dispusiera de cierta cantidad de dicha remanente. Por muy buenas gestiones locales que se hagan, al final la única que cuenta es la nacional, que es aquella que cubre los gastos necesarios en sanidad, educación, prestaciones por desempleo…

El Gobierno debía de disponer (si no todo), de parte de éste dinero. Es necesario que se tomen medidas drásticas al respecto. Pagar los ERTES, controlar la caída de la demanda a nivel nacional con ayudas y estimular (cuando se pueda) el turismo masivo extranjero deben ser prioridades que permitan recuperar la actividad económica cuanto antes.

Hay que equilibrar las cuentas como sea. Los presupuestos generales ya se están prorrogando dos años. Hay que crear otros nuevos y empezar a diseñar un plan de inversiones fuerte que permita reactivar el sistema. Y mientras tanto, para gastar, emplear los fondos (incluidos ayuntamientos) que sean necesarios para evitar la debacle.

ENLACE A NOTICIA ASOCIADA

https://www.expansion.com/economia/2020/09/20/5f675478e5fdea61188b4817.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s